domingo, junio 28, 2015

Batichica


Conozco a una chica allá afuera en Gotham, su nombre es Batichica y ella se lo pasa quejándose que todas sus relaciones son una mierda, pero a mi me consta que Batichica se autosabotea, lo sé, básicamente porque algunos hombres que conozco han intentado salir con ella, pero Batichica se autosabotea, ella está muy ocupada luchando por la justicia y contra el crimen, pobre Batichica, se siente tan sola, yo lo sé, toda llena de libros y de Historias… al final del día ella está sola, sólo le queda el Blues y Gotham...sólo le queda Gotham.

Muchos han intentado ser el “Hombre” de su vida, pero que va, ella está muy ocupada luchando contra el crimen, luchando por la justicia y después de un filteo leve y algunos besos de noche, Batichica regresa a su cueva y a sus cosas y no importa la poesía ni la pasión, importa poco de la misma forma la física, la química, la matemática y la melancolía que dejan aquellos besos furtivos. Batichica simplemente la caga y la caga y la caga y los aleja con sus pendejadas y su mala manera de dejarse querer… Pobre Batichica.

A Batichica le gustan los malvivientes, los criminales y los hombres que sencillamente pasan de ella por no ser una mujer tan atractiva físicamente, le gustan los hombres de charlas inteligentes con una botella de Vino que pasan de ella al día siguiente. Batichica cree en el crimen pero no en el amor a primera vista…Pobre Batichica, la veo tan sola, pero en Gotham siempre habrá crimen y ella seguirá teniendo un trabajo estable y hombres que pasen de ella, seguirán en aumento, los años pasan tan mal para algunas mujeres y envejecer con gracia no es uno de sus súper poderes.

Mis amigos desistieron después de algún tiempo, se cansaron de toda esa mierda “Feminista” en la que ella se esconde para excusar su falta de tacto y atención cuando un hombre quiere ser caballero, cuando un hombre no sólo quiere follarla sino también quiere hacerle el amor. Batichica mujer, adoras Gotham  pero te quejas de la Friendzone, es un poco estúpido aquello, cuando apartas al tipo que te trata bonito pero abrazas al que sabes que te va a usar y es igual de tonto fijarte en hombres que no le van las heroínas, algunos hombres son tan de.. .mujeres normales.

En lo personal, siempre he preferido a la Mujer Maravilla, pero nunca dejaré de sentir pena por Batichica, Yo sé que los hombres en Gotham no son constantes con mujeres como ella, me da pena porque siempre será la chica de los chistes en las reuniones, pero nunca la chica a la que le llevan flores.  Sin tan solo ella pudiera ver un poco más allá y por fin darse cuenta que es mentira que siempre encontraras algo mejor a la vuelta de la esquina. Las oportunidades están allí, y si le vas pedir prestado a la vida, pídele mucho y págale a tiempo.

Conozco a una chica allá afuera en Gotham, su nombre es Batichica. Heroína en una ciudad pero con una mansión en la Friendzone. Mujer con cultura pero con defectos, y como hombre podría lidiar con muchos de ellos, pero eso de luchar por la justicia todos los días y la mierda feminista como excusa… a mi me aburre.

Y a los hombres de Gotham seguro que también.



jueves, junio 11, 2015

a un puto viaje transatlántico.


Cuando estoy en otro país generalmente no me gusta hacer amistades, me gusta estar solo, ir y venir sin llamar mucho la atención y para ser sincero, me gusta disfrutar de la soledad en toda su potencia, en todo su esplendor. La razón de esto es que soy muy introvertido, no soy ese tipo que llega a un lugar, cuenta dos chistes y ya es el alma de la fiesta. Soy más aquel sujeto con el Whisky viendo a todos desde un rincón, él de la mirada perdida hacía una de las ventanas. No me gusta hacer amistades en los viajes para no dejar más personas atrás, en el campo de batalla de esto que algunos llamamos vida.

El destino es algo un poco curioso y muy traicionero. En este momento Venezuela vive una situación muy peculiar con respecto a la falta de dólares para cubrir necesidades básicas en el país, una de esas necesidades tan básicas son los tickets aéreos para poder salir del país, es complicado comprarlos en Bolívares y los boletos originados en Venezuela pagados en Dólares son mucho más costosos comparando por ejemplo si escoges algún otro país de origen como Colombia o República Dominicana. Ya es común entre los ejecutivos como yo que necesitamos viajar a otros países, llegar a estos países “puentes” desde Venezuela para poder hacer conexiones a otros países. Por lo engorroso de todo el proceso y lo costoso, muchas veces me toca pasear más de la cuenta y utilizar vuelos con conexiones muy bizarras para ahorrar algunos Dólares.  Por uno de esos planes de vuelos bizarros, terminé en Barcelona/España, por 4 días… 

Días que invertí en visitar cualquier lugar que tuviera el nombre de Gaudí atado a él, ver algunos cuadros de Picasso por primera vez y correr algunos kilómetros por el Passeig Maritim, también quedar con los amigos que por la situación del país como muchos otros Venezolanos les tocó abandonar su tierra buscando mejores oportunidades y un mejor futuro. El día de mi llegada, luchando un poco contra el Jetlag, quedé para cenar en el piso de una buena amiga de la infancia, un “compartir” me dijo ella y a golpe de 7 pm, luego de algunas dudas con el metro y de conseguir una botella de vino de 10 euros, llegué a la casa de mi amiga por Arc de Triomf.

Muchos latinos, pocos españoles, venezolanos en su mayoría, era la fauna de aquel piso de un baño, una pequeña cocina y tres habitaciones.  Luego de que todos me dieran la bienvenida y cómo a los 5 minutos me encontré hablando con una abogada venezolana, luego de emigrar terminó trabajando como intérprete/traductora en una compañía Alemana. Dejó en el recuerdo sus contratos y sus tribunales y los cambió por una ciudad donde puedes vivir tranquilo y sin tanta delincuencia y allí estaba ella contándome que estaba en aquel piso, con una copa de vino en la mano, celebrando que había salido de vacaciones, luego de un largo año de trabajo.

¿creen ustedes en el amor a primera vista?. No sé si soy un hombre enamoradizo, pero lamentándolo mucho creo en eso de que “sólo basta un minuto para enamorarte”… y durante 4 días ella fue mi guía turística, mi compañera de camino, mi amiga incondicional, mi amanecer abrazado, mi anochecer lujurioso, mi amante completa y mi mujer perfecta. Me fastidia este tipo de situaciones porque ya estoy viejo para la gracia, me jode cuando me pasan estas cosas. No tengo ni puta idea de cuantas mujeres viven en Caracas y vengo a fijarme en una que vive a 12 horas de mi apartamento, a un puto viaje transatlántico.

No voy a escribir lo que vivimos esos 4 días, todavía no, quiero tenerlo sólo para mi un tiempo más, pero intenté explicarles lo que pasó para contarles cómo vamos ella y yo hoy día. La incomodidad empezó a las 7 am cuando terminamos de hacer el amor, en su casa, ya que el día 2 dejé el hotel para quedarme con ella. Al bañarnos por última  vez,  vinieron las típicas promesas de “no te pierdas” de.. “el mundo da muchas vueltas”.. pero en el fondo sé que se quedarán en puras promesas, yo no me voy a vivir para Barcelona y ella no regresará.

No voy a escribir sobre cómo el día 3 fue el más perfecto que viví en muchos años, lo que les quiero contar es como desde que llegué a Venezuela, intento no hablar mucho con ella, la ignoro en cierto modo y aunque puedo hacerlo a diario si quisiera, no la he llamado ni una vez por teléfono. Ella cómo que se dio cuenta y me escribe poco también. Es que desde que pasé la puerta de embarque en El Prat y la perdí de vista, en cierta forma me mentalicé, en que era mejor dejar esos 4 días perfectos así, sin más, y no joder todo el recuerdo bonito con llamadas internacionales desde la oficina y skype incómodo desde mi casa, gracias al uso horario. Ella pensará seguramente por mi indiferencia que fue solamente un polvo de vacaciones para mi, y yo espero pensar que esos líos de 4 días los tiene ella a cada rato, espero pensar eso.

Hoy me desperté como… melancólico, algo tonto.. algo tristozo..   le escribí, sin mucha palabrería: “hoy si pudiera, pasaría por ti, te prepararía la cena, escucharía como te fue en la oficina, te serviría vino mientras cocino y luego de lavar los platos, te bañaría con mucha calma y te haría el amor antes de dormir..”

y ella.. sin mucha palabra, algo melancólica, algo tonta, algo tristoza.. respondió:

sé que lo harías si pudieras.. lo sé..