sábado, octubre 15, 2016

Amarás a otro...


Amarás a otro hombre.
Yo voy lejos, andando hacia el olvido.
Y puede suceder que alguien me nombre,
pero fingirás no haber oído.

Amarás a otro hombre:
el tiempo pasa y el amor finaliza,
y es natural que lo que fue una brasa
acabe convirtiéndose en ceniza.

Aunque nadie lo quiera,
envejecen las vidas y las cosas,
y es natural también que en primavera
los rosales den rosas.

Es natural. Por eso,
amarás a otro hombre, y está bien.
No sé si ya olvidaste mi último beso,
ni me importa con quién.

Pero quizás, un día,
oyendo una canción,
sentirás que esa vieja melodía
le cambia el ritmo a tu corazón.

O será algún vestido
que yo te conocí,
o el olor del jardín cuando ha llovido,
pero algún día haz de pensar en mí.

O puede ser un gesto,
un modo de mirar,
o ciertas calles, o un botón mal puesto,
o una hoja seca que voló al azar.

Y de alguna manera
tendrás que recordarme, sin querer,
escuchando unos pasos en la acera
como los míos al atardecer.

Será en algún momento,
no importa cuándo o dónde, aquí o allá,
porque el amor, por parecerse al viento,
parece que se ha ido y no se va.

Y si en ese momento vas a suspirar
y él preguntará por qué,
le tendrás que inventar una mentira
para que nunca sepa por qué fue.

Y él no verá esa huella,
eso tan mío en lo que ya perdí;
y, aunque te pueda amar más que yo un día,
tú no podrás amarlo más que a mí...!



martes, septiembre 06, 2016

Te quiero a las diez de la mañana


Te quiero a las diez de la mañana, y a las once,
y a las doce del día. Te quiero con toda mi alma y
para toda la vida, a veces, en las tardes de lluvia.
Pero a las dos de la tarde, o a las tres, cuando me
pongo a pensar en nosotros dos, y tú piensas en la
comida o en el trabajo diario, o en las diversiones
que no tienes, me pongo a odiarte sordamente, con
la mitad del odio que guardo para mí.

Luego vuelvo a quererte, cuando nos acostamos y
siento que estás hecha para mí, que de algún modo
me lo dicen tu rodilla y tu vientre, que mis manos
me convencen de ello, y que no hay otro lugar en
donde yo me venga, a donde yo vaya, mejor que tu
cuerpo. Tú vienes toda entera a mi encuentro, y
los dos desaparecemos un instante, nos metemos
en la boca de Morfeo, hasta que tú me dices que tienes
hambre o yo te digo que tengo sueño.

Todos los días te quiero y te odio irremediablemente.
Y hay días también, hay horas, en que no
te conozco, en que me eres ajena como la mujer
de otro, Me preocupan los hombres, me preocupo
yo, me distraen mis penas. Es probable que no piense
en ti durante mucho tiempo. Ya ves ¿Quién
podría quererte menos que yo amor mío?



domingo, septiembre 04, 2016

Amar es.


Amar es este tímido silencio
cerca de ti, sin que lo sepas,
y recordar tu voz cuando te marchas
y sentir tu abrazo cuando llegas.

Amar es aguardarte
como si fueras parte del ocaso,
ni antes ni después, para que estemos solos
entre los juegos y los cuentos
mientras me narras tu día.

Amar es percibir, cuando te ausentas,
tu perfume en mi almohada, el aire que respiro,
contemplar las estrella sin que tú lo sepas
y extrañar tus piernas todas la noches.



martes, junio 14, 2016

Gracias Totales.


Hace años conocí a esta chica, amiga de mi amigo Bobby, al parecer ella era mi mujer perfecta, todos me lo decían pero a mi ella no me gustaba. Por más que nos intentaron juntar y por más que lo intentamos nosotros no teníamos pega alguna, recuerdo haberlo intentando como por si yo estaba equivocado pero no, nunca pasó nada, es que ella a mi no me gustaba y yo a ella como que tampoco, nunca un beso, nunca una agarrada de mano, nunca nada.. pero eso sí, todos nos decían “ustedes hacen una bonita pareja”. Es que éramos tan opuestos que ella y yo teníamos puntos diferentes en todo.. EN TODO!!. Un día estábamos hablando del amor, y ella decía que el amor no existe, que cuando encuentras a una pareja que tiene las mismas metas que tú, haces una especie de “compromiso” o como le dijo ella “un trato” con esa persona y construyen algo desde cero y deciden estar juntos, para ella eso era el amor, como una sociedad con alguien para llegar a un punto.

Esta idea tan descabellada iba en contra de mi actitud de frío como un iceberg por fuera y caliente como el infierno por dentro, para mi el amor lo es todo, para mi el amor siempre será importante, pero ella defendió su punto de la sociedad/compromiso y yo el mío de amar sin medida como un loco y nunca llegamos a nada, nunca estuvimos de acuerdo ni siquiera en eso tan tonto como el amor. Ella al final nunca encontró a su socio y a mi sólo amar como un loco tampoco es que me sirvió de mucho, pero vaya que si han quedado muchas Historias… en este blog. 

Hoy día me doy cuenta que una relación necesita mucho amor, pero también una parte de ese “compromiso” del que hablaba ella, ya que muchas cosas no se solucionan sólo con amor pero si con un poco de mediación entre ambas partes, no es sano solamente ser 100% pasional en todo momento, a veces amar no lo es todo, pero de nada sirve hacer un “trato” con tu pareja si cuando te despiertas y la ves durmiendo en la mitad de la noche y no piensas que ella es la mujer más hermosa del mundo, porque para pensar eso de una mujer la debes amar como un lunático, si no puedes pensar eso en ese momento entonces ahí los tratos y los compromisos no te sirven de nada, si encuentras por otra parte a tu media naranja a la que ames y con quien puedas hacer ese “trato” o llegar a ese nivel de “compromiso” creo que es hora de construir y ver qué pasa, y creo que yo voy a construir un poco.

Desde hace meses tengo una relación muy formal con mi mujer perfecta, con la mujer que el universo siempre me ocultó y que por fin la dejó entrar en mi vida. Ella por cosas de la vida se enteró que este blog es mío, que soy Myself y no le hizo mucha gracia ni el blog, ni el libro que estaba escribiendo, ni mi proceso creativo, ni nada de nada de nada que tenga que ver con esto, sencillamente pasa de todos los esqueletos que tengo guardados, no les importan, no les gustan. A ella no le causa gracia la más de las 800 Historias.. no se siente cómoda con esto, entonces anoche mientras dormía a su lado hice mi balanza mental sobre este Blog y ella y adivinen quien ganó…

Ella no pidió nada, jamás me prohibiría algo, pero para mi es más importante su comodidad y su felicidad que mi Silencio Relativo, y aunque le tengo mucho cariño a este lugar creo que es el momento de darle un descanso a mi querido Myself, es hora de cambiar la moto por un carro de 4 puertas y ya desde hace rato no paso las madrugadas en mi casa en bóxers comiendo compota y bebiendo whisky mientras escribo, ahora soy un hombre que se acuesta temprano porque me está esperando para ver tv. Fue maravilloso esto de escribir y aunque siguen por ahí en mis computadores miles escritos a medio escribir, muchas Historias.. por contar, creo que por un tiempo se quedarán así… 

Gracias a todos ustedes por haber estado estos casi ochos años por acá, disculpen todos los correos que no pude responder (intentaré responder todos esos correos que nunca leí), o los comentarios que tampoco pude ver. Intenté hacer lo que pude y si algunas de mis letras ayudó en algún momento de sus vidas, si ese correo que te respondí te ayudó en algo, entonces el trabajo fue hecho, si por el contrario, si algún escrito te ofendió amigo lector, también disculpen eso (mentira, no me disculpo).. siempre se los he dicho, soy un hombre normal como cualquiera de ustedes, mi vida también ha sido un desastre muchas veces, solo que yo tengo un blog que se llama Historias.. tenía un blog.

Al final nunca les dije quien soy, eso me causa mucha gracia, tampoco llegué a las Mil Historias.. Tal vez cuando regrese de nuevo si es que regreso, sino, pues.. fue un placer.

Gracias a todos, y no dejen morir sus Historias.. 




lunes, junio 13, 2016

fui el amor..


Siempre fui como un viajero que no duerme
más de una vez en la misma casa.
Pero llegaste tú.. ven dame un beso y olvídame.
Pues yo soy el amor que pasa...

Yo soy como una nube que da sombra un instante;
soy una hoguera efímera que no deja una brasa. 
Yo en tu vida fui el buen amor y el mal amante.
Dime adiós y sonríeme: Pues para ti soy el amor que pasa...

Soy para ti el amor que se olvida, pero que nunca miente,
que muere sonriendo porque nació feliz.
Yo pasé como una estrella, fugazmente;
y, aunque se siembre un estrella, nunca tendrá raíz.

No intentes retenerme: déjame que me vaya
como el agua de un río, que no vuelve a pasar...
Yo soy en tu vida esa ola de aquella playa,
pues las olas se acercan, pero siempre vuelven al mar...

Soy en tu vida el amor de amar, que nadie odia lo inerme,
que se lleva el perfume, pero lamentándolo mucho queda la flor...
Dime adiós, y no intentes retenerme:
Soy el amor que pasa... y te amo tanto.. ¡pero soy el amor!