miércoles, mayo 27, 2015

la espera de la princesa.


A las niñas les enseñan muchas cosas. Si un niño te pega, le gustas. Y un día conocerás a un hombre maravilloso y tendrás un final feliz y tu boda de princesa. Cada película que ven y cada historia que les cuentan les dejan como única enseñanza que lo esperen, al hombre perfecto, al príncipe azul.

El giro del tercer acto, el subir y bajar del telón con la declaración inesperada del amor bonito y correspondido a la luz de luna con el reflejo de las estrellas. La excepción a la regla de que todos son machistas, que sólo queremos sexo y que todos los hombres somos iguales. A veces se concentran tanto en el final feliz que no aprenden a interpretar las señales, a diferenciar entre los que las quieren y los que no, entre los que se van a ir y los que alguna vez nos quisimos quedar.

Y, quizás, el final feliz no incluye un hombre maravilloso. Quizás el final eres tú, sola, recogiendo los pedazos y volviendo a empezar. Liberándote para encontrar algo mejor en el futuro y quizás el final feliz sólo consiste en seguir. Saber que a pesar de todas las llamadas y corazones rotos, de todas las señales malinterpretadas, a pesar de todo el dolor y la vergüenza, tú nunca perdiste la espera.

A veces el único final feliz.. es seguir confiando en el mal amor.. 

así ..sin más..



lunes, mayo 25, 2015

Ellas.. si me faltan.


El fin de semana tuve sexo con una abogada, estuvimos todo el fin de semana en un hotel de esos todo incluido en la playa, lo hicimos unas 8 o 9 veces y cuando llegué a mi casa todavía tenía ganas de sexo, cómo si ese fin de semana no hubiese pasado, me di cuenta que no estaba satisfecho, que ella no lo había conseguido en todos esos días y  me sentí tan vacío.. cómo si hubiese perdido tanto tiempo entre las piernas de una mujer… me sentí vacío.

Regresé a mi casa el Domingo en la noche, y como llegué.. me vestí y volví a salir. Fui a buscar a otra mujer para un cumpleaños cualquiera de alguna de sus amistades, y cuando salimos de aquel sitio lo hicimos par de veces, una en el carro y otra en la sala de su casa y unas cuatro horas después cuando regresé a mi casa, me sentí igual que cuando llegué temprano de la playa… me sentí vacío.

Después de algún tiempo dejó de importar el número de mujeres, lo atractiva que pueden ser o lo sabroso que puedan follar, después de algún tiempo lo único que importa es el juego, el juego de amar y de querer sin que realmente se ame o se quiera. Después de algún tiempo sin amar realmente a una mujer comencé a tenerle cariño a la soledad de nuevo, es que.. algunos días tengo sexo sólo por tenerlo, para luego regresar a mi casa, sacar una cerveza de la nevera y abrir un buen libro y encontrar un poco de paz y de satisfacción, de esa que no conseguí follando unas horas antes. 

Y usted tal vez todavía no entienda este post tan vago en el sentido literal de la palabra, ni yo tampoco tal vez, pero les quiero decir que me sobran mujeres para follar, para bailar, para viajar.. pero mujeres para amar.. de esas no tengo, desde hace mucho tiempo.. de esas no tengo y no digo que sólo salgo con mujeres plásticas y vacías, la mayoría de ellas son mujeres fabulosas, inteligentes y hermosas pero lamentándolo mucho a mis treinta y dos años todavía no aprendo a enamorarme de la que debo sino de la que no tengo, de la que no debo.

Se lo hice unas 8 o 9 veces a esa mujer en aquel hotel de la playa y no lo hice porque la amará, se lo hice porque pude, porque me dio la gana.. y ella sigue escribiéndome de vez en cuando y por los correos que me llegan y las preguntas que me hacen, no cualquier hombre puede follar tanto un fin de semana, pero de nada sirve follar como un conejo si eso no te satisface. Después de un tiempo, conseguir mujeres deja de ser importante..¿quién lo diría?.. la  vida es algo extraña.

Todavía no me rindo, sigo esperando de nuevo el amor a primera vista, la mujer que de nuevo haga despertar toda la poesía y los detalles que sé que todavía llevo conmigo y que puedo dar. Las ganas de soñar de nuevo y de intentarlo. Pero con el pasar de los días, me siguen sobrando mujeres para follar y para salir a bailar.. me siguen sobrando mujeres para jugar con una copa de vino mientras nos hacemos sexo oral..

Pero mujeres para amar.. ellas.. si me faltan..




martes, mayo 19, 2015

¿Será o no Será?


Ella fue mi compañera de clases hace muchos años y muchos años estuvo casada y hoy con 2 hijos y divorciada dice que es Gay, y según sus mismas palabras se ha acostado con una veintena de mujeres desde su divorcio, muchas de ellas mujeres jóvenes que estaban experimentando y que no sabían si eran o si no eran… y conoce mujeres por amigas, algunas por facebook y otras sabrá dios por donde… ella fue mi compañera de clases hace muchos años y desde hace par de años ella es Gay.. según ella es Gay..

Ella es una de esas mujeres que siempre me he querido follar, y como por aquellos años ella estaba casada nunca lo pudimos hacer, luego salió embarazada una vez y luego otra vez y luego nos dejamos de ver, nos perdimos la pista y ella ahora no está casada pero es Gay...Retomando el contacto, hablando de nuevo, ella sintió mi coqueteo Myselfiano y de una vez me dijo que ella ahora es Gay y como no le creí, sacó su Iphone de la cartera y me comenzó a enseñar su carpeta de fotos, tenía más fotos de mujeres desnudas que cualquier hombre en la adolescencia y con un rápido zapping me las enseñaba todas sin dejar que yo me aprendiera la cara de alguna, y cuando quise pedir algún detalle de todas ellas, secamente me dijo “disculpa, no me gusta dar detalles de mis mujeres”.

Ella no da detalles de sus mujeres y yo tampoco de las mías, el único detalle que tendrán de mis mujeres es el escrito aquí en Historias.. pero.. ustedes no saben quién soy yo y muy pocas de mis mujeres saben quien es Myself, luego de unos días, me dejé llevar por mi masoquismo mórbido y seguí hablando con ella, quedamos par de veces para trotar, una noche para el cine y otro día para almorzar y cómo ella empezó a tratarme como a su nuevo amigo de farra, yo la empecé a tratar como mi nuevo amigo de farra, mi primer amigo con Vagina, no como mi amiga, esto era algo totalmente nuevo para mi...  amigo con Vagina..

Ella se volvió mi nuevo amigo con Vagina, entonces, comencé a hacer lo único o mejor dicho, una de las primeras cosas que haría cualquier hombre en mi lugar.. “empecé un extraño juego o camaradería donde le podía agarrar las tetas”.. así, sin más, tuve suficiente tacto como para que la primera vez que lo hice a modo de chiste ella se dejara y luego, cada cierto tiempo, cada cierta oportunidad lo vuelvo a hacer, del mismo modo.. “empecé un extraño juego o camaradería donde le acercaba su mano a mi pene erecto”.. y ella entre risa y risa lo “manda a dormir”.. así comenzamos, ella muy Gay y yo muy Myself.

Ella siguió siendo mi amigo con Vagina y seguimos saliendo y un día íbamos a subir a su casa, porque “mi mamá te quiere saludar” y mientras ella me contaba un encuentro sexual con una de sus amigas en la mañana, yo sin pedir permiso le saqué un seno y me lo metí en la boca, allí en el ascensor.. y con la excusa de “quiero saber a qué sabe tu teta Gay después del sexo” la besé con ternura.. luego la volví a poner en su sitio, como un niño cuando agarra algo sin permiso y lo coloca donde estaba… y ella con una sonrisa sólo soltó “es que tú no tienes remedio” y se abrió el ascensor y todo siguió como si nada… 

Ella y su homosexualidad siguieron como si nada y yo mientras más vuelta le daba al asunto entendía menos. Un día mientras corríamos me contó que su segundo hijo lo tuvo forzada por su ex esposo, que el tipo a veces la violaba y que por eso ya no le gustaban los hombres y que honestamente le da un poco de asco volver a sentir un pene dentro de ella… por primera vez la pude ver tal como era, una mujer, una madre soltera, con sentimientos y problemas.. y ese día, la traté como a una princesa Gay y le preparé la cena en su casa, con sus hijos, sin tocarle las tetas.

Ella y yo… ella mi “amigo con Vagina” y yo “su amiga con pene” fuimos a correr al Parque del Este ayer domingo y con una apuesta tonta de quien "se detuviera primero perdía" sólo bastaron unos 6 kilómetros y entonces ella perdió, una apuesta tonta hecha por mi y una vez en el carro casi para irnos a comer, jugando le pedí “deberías metértelo en la boca, ya que perdiste”.. señalando mi pene y ella pícaramente miró mi entrepierna y con una sonrisa maquiavélica dijo “pero no te acostumbres”… y me sacó el pene, se lo metió en la boca y me dio el mejor sexo oral de mi vida, ella mi Amigo Gay con Vagina tuvo mi pene en su boca, y aunque intenté no acabar rápido, no pude aguantar mucho y ella cómo toda una niña buena, no dejó caer ni una sola gota.

Yo he tenido las mujeres suficientes en mi vida para creer que en mis 32 años he visto de todo o eso creía, pero para ser honestos con ustedes, no entiendo absolutamente nada. Decidí desde ayer, tratarla como si nada hubiese pasado en el carro, hemos hablado por teléfono par de veces desde lo ocurrido y todo normal. Ella no ha tocado el tema, ni yo tampoco.. hasta me dijo que mañana en la noche tenía una cita con la secretaria de una amiga…

Yo desde ayer, tengo erecciones cada vez que me acuerdo de esos pocos minutos en el estacionamiento, dentro del carro y sin que me avergüence les confieso que me provoca matarme a pajas recordando todo aquello, estoy loco por tener sexo con esa mujer, pero siento que estoy pisando un campo minado..y es que no tengo ni idea de qué hacer..

no entiendo nada…. es que no entiendo nada…



domingo, mayo 10, 2015

ella y los cambios


Cuando ella y yo comenzamos a vivir juntos, el primer problema serio fue toda la cantidad de ropa y de tacones con los que ella venía, tuve que remodelar parte de nuestra habitación y el baño para agrandar el closet, en realidad hice una especie de dos closets, uno pequeño para mi, otro enorme para ella. Hoy día tengo toda mi ropa guindada y sólo los boxers y medias en gavetas y hay muchas pero muchas gavetas vacías en todo el cuarto. No tengo tanta ropa o tantos zapatos o tanto pasado. Ese fue el primer gran cambio de mi vida luego que ella se fue, todo el espacio extra que tenía en nuestra casa de dos ahora convertida en mi apartamento de uno.

Luego me quedó esa extraña manía de limpiar todo, lavar los platos después de comer, limpiar el baño seguidamente, barrer dos veces a la semana. Limpio como si ella en cualquier momento llegara y si todo está sucio me achacara esas quejas tontas de que “la limpieza es algo de dos”. Luego que termino de limpiar, me doy cuenta en cierto modo que algunas costumbres son tan difíciles de olvidar, me sirvo un whisky y me siento en la sala donde está esa lámpara que ella compró, odiaba tanto esa lampara. Todavía la puedo ver leyendo en su lugar de lectura, cerca de la ventana… alejada de la lámpara.. Me gusta la luz tenue de esa maldita lampara en la sala, es tan melancólica, tan... triste.

Así como las mujeres necesitan hablar de todo, todo el día, los hombres necesitamos el silencio y yo tengo mucho silencio desde que ella no está, a veces extraño sus ganas de hablar conmigo de cosas que realmente nunca me importaron, pero que siempre por educación y cariño las escuchaba. A veces no soporto lo grande que se siente todo el apartamento cuando lo único que hace eco son mis teclas golpeando el teclado y la música desde el estudio.. cuando estaba ella, generalmente sólo escuchaba música a todo volumen cuando estaba solo, a ella le molestaba mis escándalos de Pink Floyd, desde que estoy solo ahora escucho la música en un volumen moderado… ya quedarme sordo no es una de mis prioridades, es que si le subo mucho volumen, a ella seguramente le molesta.

Ella ya me dejó atrás, cambió los desayunos juntos por otro país sin tanta “patria”, no es ni la sombra de la mujer que estuvo conmigo todos esos días, todos esos meses, todos esos años… Tiene un trabajo que si la hace feliz, y si no es feliz todavía creo que a mi lado tampoco lo sería. Debe vivir en un apartamento pequeño en algún barrio bohemio de aquella gran ciudad y aunque yo sigo siendo el mismo, ella y yo ya no nos conocemos. No considero que fuese su culpa o que haya sido la mía que ya no estemos juntos, sólo fue en realidad culpa de la vida y ella siempre quiso una casa en el campo y yo sólo le dí un penthouse en la ciudad.

Ella ya no es la misma, hasta se pintó su hermoso cabello negro de un atorrante amarillo feo…. Yo sigo siendo el mismo, con 10 kilos menos, con algunas canas en el pecho, con algunas mujeres nueva, con otras Historias más... y lo único nuevo en mi vida que en realidad ella notará si todavía le pregunta a nuestros amigos en común por este humilde servidor …

es que me compré un perro...



jueves, mayo 07, 2015

Vulgar


Te vi pasar con otro, por aquella avenida,
te veías contenta, enamorada de verdad.
Y me subió a los labios mi sonrisa fingida,
con algo de impotencia y mucha vanidad.

Entre tus manos iban sus manos;
ibas con otro, guindada a su brazo y eras feliz…
Y sin querer queriendo fui recordando,
y sentí que sangraba de nuevo mi cicatriz.

Te vi con otro, tan risueña y arrogante
y me pareciste tan bella, más hermosa.. no sé.
Sólo sé que de nuevo te amé en aquel instante,
mas que cuando fuiste mía, si es que algún día te amé..

Y de esos celos que todavía me queman,
de este dolor tan amargo como lo es un amor pasado.
Después del despecho lo que queda no es tan malo.
Pues de todo eso ha nacido tan vulgar poema...