lunes, noviembre 11, 2013

y en ese momento, todo cambió


Y esa noche cuando ella estaba dormida en mi pecho luego de que hiciéramos el amor, la ví tan hermosa y pensé “¿qué hace mujer tan hermosa… conmigo?” y era su piel morena y hermosa y sus cabellos negros como ríos de azabache y yo.. tan.. yo.. y ella, tan hermosa y tan ella y...

 ¿qué haces tú con algo tan normal y feo cómo yo?

Me animé y le pregunté:

 ¿qué haces conmigo?.. yo tan feo y tú tan… tú

Y después de una carcajada, ella, a su modo, sinceramente me respondió

No me gustabas cuando decidí salir contigo la primera vez y la segunda vez de hecho seguías sin gustarme en lo absoluto, salimos más que todo porque estaba aburrida y quería comer fuera, pero ese día cuando llegamos al restaurante hiciste algo que en mis 27 años sólo había hecho mi papá..

.. me sacaste la silla para que me sentara y en ese momento..

todo cambió.



3 comentarios:

Gaggo Gómez dijo...

Osea que le gustas porque le recuerdas al papa, esto me recuerda a un episodio de The Big Bang Theory..

Ame dijo...

En ocasiones un detalle marca la diferencia, algo cotidiano para una persona, para la otra es todo un mundo mágico que se abre, precioso tu relato.

Un abrazo Myself

anny dijo...

Porq se encontro con un caballero, eso fue lo q la impresiono. Y d paso uno siempre proyecta esa figura paterna en las parejas, esperams q sean tan buenos como nuestros padres.