viernes, junio 08, 2018

el amor no se mira, se siente.

Encontré esta taguara, cuchitri, no sé cómo llamarlo para que lo entiendan en otros países, encontré este sitio donde estar hasta pasada media noche y tomar algo de bourbon o algo de whisky sin que nadie me moleste. Me siento en la misma banca porque ya el mesonero me conoce, le dejo buenas propinas y me sirve lo de costumbre, o una cosa o la otra y me deja solo para seguir pensando en ti. Antes tomaba en mi casa, que ahora es nuestra, ya no me siento cómodo tomando ahí, ahora tomo en un bar de mala muerte cerca de casa, cuando me ataca la ansiedad de todo esto que estamos viviendo. Hoy por ejemplo, fue uno de esos días donde la ansiedad por volver a nuestros buenos días fue tan grande, que me inhabilitó por completo, hoy fuí un completo inútil desde que me desperté hasta este momento que estoy escribiendo en este blog que tanto odias.

Pienso en como son las cosas, en como pueden mejorar o en como se pueden terminar. En todo lo que hice y no debí y en lo que debí hacer y no hice, tambien pienso en todos mis errores y me avergüenzo de ellos y pienso también en todos tus errores y yo te los perdono, honestamente te los perdono. No los perdono porque no hagan daño o porque no lo hicieron, sino porque sencillamente llevarlos conmigo no solucionarán nada y yo lo único que quiero es que acomodemos todo. Hace rato dejé tus errores a un lado del camino, del mismo camino donde ahora tú tal vez me dejes tirado a mi.

Hoy sólo me tomé dos tragos, ya que no me siento agusto emborrachandome por nosotros en este momento, de seguro diría cosas que no nos ayudarían en nada, me bebo par de tragos como para calmar la ansiedad de no saber de ti y para que los minutos mueran y sea la hora de tomar mis pastillas para dormir y volver a amanecer, entrar en mi loop de "debes tener paciencia y darle su tiempo", es decir. Perdón, se me va la idea, sólo me tomé dos tragos hoy y por primera vez pensé en ¿y si en realidad te vas qué haré sin ti?. Y aunque manejé muchos escenarios, en cada uno de ellos después de mucha cosa sin sentido, me vi sentado en el mismo bar, vacío, miserable y perdido.

Esta vez será diferente porque sé que lo di todo, lo curioso es que sacaste lo mejor de mi y lo peor también, por primera vez lo dejé ser por completo con una mujer, sin filtros, sin blog, sin moto, sin camisas de seda y sobre todo, sin excusas y con mucho miedo. Pienso que te voy a odiar toda mi vida o te voy a amar con locura toda ella, o es una cosa o es otra y sólo tú tienes el poder de escoger alguna de las dos, no me veo preguntándote un día cualquiera cómo te va sin mi, asi como hace tu ex.

Llegué a casa y me serví otro whisky, para escribir, coloqué música como hacía antes de ti y venía a matar mis penas y mis pensamientos en este blog. Se siente raro, al prender el laptop tuve que mover uno de tus pantalones de la silla, ese que pensabas que tenía hormigas o chinches que se vinieron de casa de tu hermana y colocarlo en la ropa sucia... y para seguir con tus recordatorios, al lado de la computadora quedan dos de tus pinzas para el cabello como para recordarme que mientras sigan tus cabellos tirados por el piso de nuestro cuarto el escenario de amarte con locura es el indicado y el único que yo quiero. Hoy te amo, por si algún día lees esto y tenías tus dudas.

Hoy por primera vez manejé los diferentes escenarios, tomando en cuenta de que si en realidad tú y yo ya no seremos, en uno de ellos me ví cenando ahí, en el bar a donde voy a tomar cuando no puedo dejar de pensar en ti, me vi cenando con otra mujer, con una mujer sin rostro y sin cuerpo y me imaginé como ella me contaba cosas de su día que como era costumbre antes de ti no me interesaban saber de una mujer y yo sólo pensaba “no eres tú, no eres tú”. Me imaginé llamándole un taxi y mandandola sola a su casa y regresando a la barra del bar para seguir tomando, y desdichadamente, vacío y miserable..seguir pensando en ti.

Sacaste lo mejor y lo peor de mi, todo lo que hice, hasta lo malo, todo lo sacaste tú, porque al contrario de lo que tú pienses, para mi..

el amor no se mira, se siente… y yo sentí todo demasiado.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Si ella te deja o ya te dejó un dia se va a despertar y le va a pesar.

Anónimo dijo...

que rápido pasa el tiempo, ya son 5 años más o menos y recuerda que te debo esos 60€ y una botella de vino en aquel sitio por las ramblas que tanto te gustaba, aunque te gustaba más que a mi no me gustaba y sé que el vino será para mi y de seguro whisky para ti. Es increíble como ya pasaron 5 años bby.