domingo, enero 11, 2009

Abrazando

Estando con ella en mi cama me di cuenta de algo muy extraño…

…me gusta de sobremanera dormir abrazado a una mujer….

Soy de poco dormir.. muy poco…. Siempre todo el mundo dice cosas como “te vas a enfermar” o “como lo haces?” y realmente no existe alguna respuesta, solo dormiré cuando ya mas nada logre hacer ya que me pone de un humor un poco hostil el pensar que mi cuerpo me obligara o intentara hacerme dormir la tercera parte de mi vida.

…así que abrazado a ella pensé en este extraño fenómeno que vivo desde hace años pero que jamás le había prestado atención y descubrí algunas cosas..


Mas alla de que el sexo sea muy bueno, si no puedo dormir con alguna de ellas siempre eh buscado verlas en horas tempranas o siempre tener un plan para deshacerme de su compañía lo mas rápido que pueda.

Deje de salir con unas pocas por ser malas para dormir…por no abrazarme cuando quise o por decir cosas como “me duele el cuello” y alejarse al otro lado de la cama….

¿Como malas para dormir?

Me gusta dormir abrazado… tenerlas apoyadas en mi pecho…. Rodeadas por mis brazos ya que tengo una extraña manía de despertarme muchas veces en toda la noche y me entretengo acariciando su espalda ya que contar ovejas nunca fue lo mío.

…y si pasan las horas y acariciar su espalda no me regresa el sueño siempre hay la posibilidad que pase por mi mente un pensamiento un poco impuro y la despierte con mi pene erecto y le haga el amor estando ella casi dormida….

y pensando en eso…. ocurre muy seguido que sean despertadas así y lo seguiré haciendo hasta que pueda dormir con mas facilidad o hasta que alguna se queje formalmente de mi mala manía.

Y asi en estos momentos a las 2:13 AM regresare a mi cama a acariciar su espalda…. O a hacerle el amor si dormir no puedo.



2 comentarios:

Lulu dijo...

jajajajajaja... Ay ay ay...
Bueno, te seré muy honesta: soy hosca para dormir. No aprendí a dormir abrazando a nada, así que me cuesta dormir abrazando a alguien. Ya lo leíste en mi post.

Sin embargo, he de reconocer que si alguna cosa disfruté de alguno de mis amores sexuados, fue lo de que me abrazaran en sueños. Y me enternecía hasta las médulas un chico que, después de guerrear como toro en lidia (me daba guerra, pero qué gustazo torearlo!) me pedía que me quedara allí, en la cama con él, de este lado, de aquella forma... y me abrazaba, se enrroscaba de cierta manera que hasta mis piernas le eran útiles para conciliar el sueño y se acomodaba en posición "cucharita" para quedar allí, acariciándome el vientre(lo de él era mi vientre, siempre me dijo que le encantaba, fetiches de él) hasta que se dormía, respirando pesadamente a mis espaldas.

Yo era la que entonces, con cuidado, se deslizaba a un ladito, apenas distante de él (todavía presa entre sus manos) y ya sin su respiración en mi oido, me dormía...

Pero mientras él se dormía y yo me mantenía despierta, se me antojaba hacer reflexiones como la tuya del día de hoy, en torno a la sexualidad, mi sexualidad, los hombres de mi vida, éste hombre en mi vida, los miedos y fobias, los asuntos no resueltos en la infancia y lo absolutamente Freudiano que era todo el asunto...

Cruel yo? Un poco, quizás. Quizás sólo sea realista. Quizás también sea candidara digna de un psicoanalista freudiano, pero eran momentos que todavía, mientras escribo esto, vienen a mi memoria y me hacen sonreir.

Ah! Y no sé si haya alguien que se queje, pero qué rico es que le hagan el amor a una así, medio dormida y medio despierta... es un goce absoluto! Bueno, yo, por lo menos, soy de las que considera que ese "bemol" de madrugar o de despertarse con ganas feroces de comérsela a una es casi una bendición. Sobre todo si logran salir de la cama antes que yo!

Se me pasó la mano con el comentario. Sí te voy a agradecer que te inventes algún correo desde donde escribirme para que me dejes notitas en el correo directamente. A veces me parece que la conversa no cuadra con el tema de tal o cual post y pienso que, si bien no es mala publicidad para mi blog, se siente como un chismorreo de comadres en el pasillo... perturba a otros lectores? Quizás... y es más sabroso, seguro, una conversa más "conversa"... sin publicidad ni público.

Saluditos!!

YaneR dijo...

No es para menos, luego de tener sexo que más que acabar con un cálido abrazo...