martes, enero 13, 2009

Las cosas que se pueden tolerar por un buen vino

"Llego mañana 12 a Caracas, salgo mas tarde y son mas o menos 15 horas de viaje desde Londres, llegare antes del medio día, espero verte en la noche…"

Sin mas que decirme… como si fuera de su propiedad esas fueron sus únicas palabras en un mail visto en mi bandeja hace aproximadamente 20 horas.


Al medio día en el Gym recordé por cosas que no entiendo que tal vez en ese momento estaría llegando pero fingí indiferencia y no me preocupe, lo mas probable me esperaba una gran cantidad de trabajo, distraído, muy ocupado..me daba igual poder verla.


Paso la tarde y no pensé en ella.


la noche llego y no se supo mas nada, pensé cosas como… ¿el Avión se estrellaría en el mar?... ¿a quien le importa?


y como si el mismo diablo tuviera mi numero en su agenda... alrededor de las 10PM…un llamada desde Seguridad


Sr MySelf una Srita lo busca, dice que tiene una cita con usted.. su nombre es “Fulanita de Tal” la hago pasar o…?


mmm… que me espere en Lobby, bajare lo antes posible...


10 minutos mas...solo 10 minutos mas y no me encontraba….aceptando mi suerte, desabroche mi corbata y fui a su encuentro…


......encuentro fascinante como a algunas mujeres el cambio de clima o de pais les presta de una manera increíble… parecía una chica de 18 años, estaba mas delgada, el cabello largo y secado en un estilo muy europeo… unas botan negras y un jean ajustado dejaban ver un trasero muy llamativo y bien formado, al verme also su mano derecha y una botella de vino llevaba…


“como quedamos… aquí estoy, es de noche… tal cual como te avise”


“¿como quedamos? sabes que estoy muy atareado y hasta el cuello de trabajo” pero estaba seguro que sabia que mentía así que en un tono muy tosco dijo:


“ok, si no puedes me tomare esta botella sola pero tendrás que llamar un taxi ya que vine sola y no tengo como irme”


..sin intensión preste atención a la botella. era una “Bacchus Reserve 2000” no soy muy amigo de los vinos, soy mas amigo de Buchanan y Jhonny Walker pero al ver el sello de calidad de los vinos ingleses me dio mucha curiosidad… y ella inocentemente dijo:


“vine preparada por que se que no te gustan los carros” y abrió su chaqueta para enseñar y dejarme ver que debajo llevaba un pull over con alguna camisa a la cual no preste atención pero se marcaba perfectamente el volumen de sus senos..


Sonreí… baje… me quite la corbata, tire el saco en el escritorio… recogí mi chaqueta y nos fuimos…


Decidimos ir a su casa por cosas ideológicas y zonas elficas… un poco se sushi… mucha brisa entrando por el balcón en un piso 18…


...tirados en alguna alfombra tipo persa, comenzó a hablar y a hablar..bla bla bla Westminster bla bla bla las tardes en Chelsea bla bla bla no pude ir a Greenwich bla bla bla bla bla…


....sonaba John Legend… la luz suave… un buen vino… ¿esta mujer por que no se calla la boca??


me hastíe de escucharla, fui al balcón.. me siguió ...


“dije algo malo”?


nada dije… la cogí por la cintura, la senté en la ventana, le arranque la camisa, las botas, el jeans...le hice el amor con intensidad…


…. Por fin esta callada y dormida en su fea alfombra…


"hora de escapar" pensé


sin pensarlo dos veces fui escaleras abajo para despertar mi cuerpo, algún billete al vigilante por cuidar mi moto, 20 minutos después mientras entraba a mi apartamento me di cuenta de algo…


“las cosas que se pueden tolerar por un buen vino….”


creo q la próxima vez mejor pagare por la botella…pero con dinero.


4 comentarios:

Lulu dijo...

jajajajajaja...
Las cosas que se toleran por un vinito...
A la próxima, luego de pagar la botella, no te olvides que te va a resultar muy útil procurarte alguna compañá amena pero no ensordecedora; cálida, pero no abrasadora y gentil, pero no modosita.

Un buen vino, a veces, también exige como los buenos...

Saluditos!

carly dijo...

jajajajajaja ahh no puedo con esto. q bueno...

YaneR dijo...

A veces esas "tolerancias" hacen que te vuelvas adicto al vino... jejeje.

Yenix dijo...

Sin comentarios...