miércoles, abril 09, 2014

ella dijo..


“Él es mi único chance para ser feliz”, dijo ella.. luego resultó que él tenía 10 años de casado y dos hijos y realmente no era piloto de aviones, sino taxista.

“Él y yo nos vemos poco, porque siempre está ocupado”, dijo ella.. sólo se ven los quince y los últimos, cuando ella cobra y paga todo (incluyendo cena y hotel).

“Él si me entiende, pasamos horas  en la madrugada hablando por teléfonos todos los días”, dijo ella.. luego de que tuvieron sexo algunas veces, él no la siguió llamando ni en las madrugadas y mucho menos en la tarde o en la mañanas.

“Él piensa que soy la mujer más hermosa y más inteligente del mundo”, dijo ella…. Luego que él termino su tesis de la universidad (la cual casi en su totalidad la hizo ella), más nunca se vieron, él estaba confundido y la termino a tres días de la graduación.

“Él va a ser el padre de mis hijos”, dijo ella… y fue el padre de sus hijos, y del hijo de su prima y también de la hija de la vecina.

“Él en realidad me quiere”, dijo ella.. él en realidad la quería a ella, a su automóvil, a su dinero, al apartamento de la playa que tenía sus padres y tanto era su cariño que llevaba en su carro, con su dinero, a su apartamento a muchas mujeres, muy pocas veces ella era una de esas mujeres.

“Él es el hombre perfecto”, dijo ella.. el día de la boda de él con la prima de ella. Su prima y él se conocieron cuando eran novios y ella nunca sospecho porque siempre que salían al cine o a comer él le decía “pero dile a tu prima, que si quiere venga”.

y vienen ustedes y me dicen que soy un desgraciado?

Comparado con otros hombres, yo lo que soy es un pobre pendejo.




2 comentarios:

@Alfred dijo...

Excelente asi es... no lo de pobre pendejo, sino que hay muchos hombres desgraciados.

Angela dijo...

"Lo único que tenemos en común es el doggy style" dijo ella....