miércoles, abril 13, 2016

Perdón por no recordar..


Esta semana no ha sido la mejor, estando aburrido en la oficina y después de un saludo de cumpleaños en alguno de esos grupos de chat donde nos meten familiares y amigos, terminé hablando con una chica con la que hace unos cinco o tal vez cien años tuve una relación muy sexual. Me divertía tener sexo con aquella mujer, ella  tenía dieciocho años y bueno, yo estaba por ahí en mis “veintimucho”. Como recordando cuando lo hacíamos, cuando ella me pedía “más” y yo le daba “duro”. Se me ocurrió preguntarle de todas las veces que lo hicimos, ¿cuál fue tu favorita?.

Me dio detalles sobre una vez que lo hicimos en la ducha y que tuvo dos orgasmos y yo ninguno, luego fuimos a la cama y al rato de tenerla “en 4” se lo hice anal, y recuerda ella claramente “por dios, no entiendo como ese día aguantaste tanto, eso duró años, muchas veces cuando me toco, cuando me masturbo.. pienso en ese día”. Y el sentido de este post, no es alabarme ni echarme flores por no ser eyaculador precoz. Lo que me lleva a escribir estas líneas es que no me acuerdo de ese día, de nada de aquello, creo que recuerdo que un día lo hicimos en la ducha pero no me acuerdo que duré mucho o poco o si tuvo un orgasmo o ninguno, ni lo que hicimos en la cama, nada de nada.. sencillamente fue para mi, otra noche normal y común de sexo, dejé ir el recuerdo sin que me impactara, tan si quiera me importó..

No es justo, que alguien que en algún momento de tu vida fue tu pareja, aunque haya sido sólo por sexo y que tenga contigo un recuerdo lo suficientemente importante como para guardarlo en su memoria, así sea para revivir una sonrisa o hasta para revivir deseo y placer y que sencillamente a mi me de igual y no me acuerde de nada. Sentí pena por ella, me sentí  cómo que para mi ella fue sencillamente otra fulana más, cosa que fue.. me sentí mal por ella, porque la usé para pasar el rato porque sencillamente no quería jugar playstation ni ponerme a leer algún libro de los muchos que están adornando mi biblioteca.

Me gustaría recordar con lujos de detalles aquella noche.. pero nada, no hay nada, es como que después que ella se fue en su carro esa noche,mi cerebro decidiera que no nos daba ninguna ventaja a futuro guardar aquello o que su recuerdo no nos serviría de nada nunca jamás..

Perdón por no recordar.. es que no me importaba..



5 comentarios:

Anónimo dijo...

Y es así, a veces algunos corren la suerte de ser recordados cuando en realidad solo deberían ser olvidados.. Pero, son historias...

Anónimo dijo...

En varias de tus Historias dices sentir "Pena" por las mujeres con las que te acuestas, sin embargo yo siento la "Pena" mas reflejada en ti que en ellas. Debe ser cierto el dicho que lo que se dice de los demas, dice mas de nosotros mismos que de los demas. Saludos y exitos con tus Historias

El Búho dijo...

Concuerdo con el anonimo. Si, es una pena para ella ser olvidada pero lo leo y leo a un hombre triste. La historia llega de todas formas!
Saludos!

Myself dijo...

no estoy triste, sólo aburrido de todo y muy apático.

electronic solution dijo...

hola este es un ejemplo