lunes, mayo 22, 2017

en algún lugar, muy lejos en Narnia

Estando en mi oficina, lleno de papeles y otras cosas noté que uno de los chat que uso poco sonó y era alguna chica con la que salí en algún momento, en otra vida, hace tanto tiempo. Un poco extrañado por aquella aparición, le respondí como esperando que le pasase algo o que necesitara algún tonto favor pero no, ella con un Revisa tu Correo Myself y yo corriendo para matar mi curiosidad, supe por fin lo de que ella quería. A mi correo me envió algunos vídeos que filmó, un día cualquiera cuando estábamos teniendo sexo en un ascensor de algún edificio por allá, en algún lugar de la lejana Narnia.

En ese video claramente se veía cómo ella lo disfrutaba y la malicia de mi mirada mientras le hacía cosas que eran mucho más importante para ella que para mi, pensaba yo en aquel momento para mis adentros que ya lo había hecho en un ascensor subiendo y bajando por aquellos veinte pisos y que sólo me faltaba follar en un transbordador espacial, pero ese era yo aquel día, mi yo de hoy estaba pensando en otra cosa que no tenía nada que ver con el morbo de tener a una mujer pegada contra en espejo empañado a horas de las madrugadas en una caja que subía y bajaba por allá en el lejano reino de Narnia.

Lo primero que se me quedó en la mente fue la fecha y ahí empezó todo aquello que me llevó lejos del morbo que ella buscaba. Aquella fue alguna noche de Marzo del 2015 y pensé ¿Qué estaría haciendo mi novia aquella noche? ¿Estaría ella en otro ascensor o en alguna cama con otro hombre cogiendo y follando? Y de repente, me volví absolutamente loco y celoso, fuera de mi, completamente ido de todo. Maldije por no haber sido el primero que besó sus senos o por todos y cada uno de los hombres que antes de mi en algún momento le hicieron el amor.

Muero de celos escribiendo esto como moría de celos mientras lo pensaba, ahí en mi oficina viendo como le daba duro a otra en aquella noche, en algún lugar de Narnia y es que ella una vez cuando tuve un ataque de celos injustificado me reclamó que yo me he acostado con una veintena de mujeres por cada hombre que le ha intentado agarrar la mano y seguramente es cierto, pero es que a mi no me importa si me he follado a un millón de mujeres por cada hombre que le ha tocado una teta, sencillamente me muero de celos. Mierda, y sé que esto no tiene sentido y no es racional, pero mientras más lo pienso más celos me da.

Me invadieron pensamiento oscuros y descabellados, mientras la otra fulana por el chat intentaba recordarme el olor de aquel ascensor, yo sencillamente pensaba en que adivinando por puro cálculo de lo poco que por mis celos han dejado que mi amada me cuente, creo que mi novia ha estado con 4 hombres antes de mi, diremos que 8 hombres antes de mí, puesto que las mujeres son mucho más discretas que los hombres y aunque yo me he acostado con 4 mujeres diferentes en un mismo día y no lo he hecho una, sino varias veces, pues aquellos 8 o 4 hacen que muera de celos como un loco. Maldita sea ¿Por qué yo no fui el primero y el único? y si ustedes me pidieran que hiciera una lista de las mujeres que me he llevado a la cama, sencillamente no podría hacerla, ahí estaba yo, sentando en mi escritorio completamente descarado y celoso, estaba completamente fuera de mi.

Fueron como 15 minutos que se volvieron mil horas en mi mente, pensé en todo lo que no debía pensar. Me llené de inseguridades y dudas, las cuales nunca aclararé, nunca sabré si he sido para ella el mejor amante, el que se la ha cogido y follado mejor y esto no tiene nada que ver con hacer el amor, hablo de follar, de ser un amante y un semental. 

¿Y si otro se la ha follado mejor que yo? 
¿Le he dado yo más duro que todos los 8 o los 4 juntos? 
¿Y qué mierda me importa eso si ella está conmigo ahora?

..desde hace mucho soy yo el único que le quita la ropa

La otra fulana con un ¿Cuándo nos vemos? Myself, deberíamos ir a comer a donde siempre íbamos a ver cómo nos va, intentaba llamar mi atención, ya que pensó que los vídeos no me habían importado, pero lo que no sabrá nunca es que gracias a ellos me volví loco de celos por mi mujer, celos, celos, celos, celos.. me dan celos que no fui el primer hombre que le tocó una teta y muero de celos porque tampoco fui el primero…

Que la puso en 4 y la agarró por el cabello. 



1 comentarios:

Anónimo dijo...

no importan las miles si ella es la última, es lo mismo con los 8 u 4, lo que importa es que tú seas el último