miércoles, febrero 17, 2010

si existen... finales felices

el mucho pensar no es sano.. no me provocaba nada, hojee varios libros y cuando fui mas allá de la decima pagina, los tire en la mesa de estar… intente cocinar y se me quito el hambre.. prendí la tv y pase y pase canales, ninguna canción me gustaba y me sentía como.. extraño en mi propia casa y en mi propia vida, decidí darme un baño y salir a la calle.. eran la 01:30am..

termine en una tasca cerca de mi oficina donde suelo ir… en días malos.. algo cerrada por la ley seca del gobierno en carnavales, lo que no sabe la gente común es que por la parte de atrás también se entra.. en días como hoy, partidas clandestinas de póker se celebran en aquel sitio y la gente de la casa.. de confianza.. como yo.. es bienvenida a beberse un trago y a ver el ambiente… mi padre juega algunas veces en aquellos juegos, yo no soy fan de los juegos de azar… solo necesitaba ver gente y sentirme parte de algo, termine allá.. tomándome un trago… intentado meterme en la vida de otra persona con solo verla de lejos, inventarle alguna historia por solo ver sus expresiones, intentar saber porque estaban en aquel bar conmigo.. a lo mejor eran victimas nocturnas de una soledad desmedida.. a lo mejor.. eran como yo..

de esa forma, sin querer… fue otra persona quien se metió en mi vida y comenzó a inventarme una razón para estar allí… un señor algo mayor que tomaba un brandy con un habano a medio fumar, comenzó a contarme viendo la tv, como cuando era joven iba de excursión para la selva con sus amigos, pescaban y casaban su propia comida.. dormían bajo las estrellas y eran uno con la naturaleza, pero lo que mas me llamo la atención de aquel cuento fueron sus palabras..

“cada vez que llegaba a mi casa, amaba mas a mi esposa que antes de irme a aquellos viajes.. dia tras día en aquellos parajes, cuando estaba apunto de dormir.. siempre daba gracias a dios porque al llegar a mi casa… ella me estaría esperando”

luego de eso… me confeso que llevaba 40 años de feliz matrimonio con su esposa y que hasta bisnietos tenia… estaba en aquel lugar con uno de sus hijos que estaba jugando póker… y me pregunto sobre mi.. un muchacho de 27 años que no se casa todavía y le conté lo que me pasa en estos momentos..

como una hora.. me desahogue con aquel señor.. le conté cosas que ni a mi padre le cuento, porque sencillamente… estoy seguro que no sabría como darme un consejo y hable y hable y el me escucho y fumaba y sonreía.. al final… respondió

sabes.. yo me case a los 18 años con una mujer de 21.. ella era enfermera y yo recién entrado a la universidad, quería estudiar derecho como nada en el mundo pero mas la amaba a ella, así que deje mis estudios me puse a trabajar y me la lleve conmigo y dios sabe que la amaba con locura y con fidelidad… y 4 años después, sin razón aparente… ella murió en un accidente y me quede solo, llore mucho, la extrañe y pase mis peores días esos dos años siguientes, hasta que un día sin esperarlo conocí a mi esposa hoy día y me di cuenta que aunque deje mujeres asombrosas en mi pasado, una mujer asombrosa… encontré otra y gracias a dios que esta no se la llevo y me dio 5 hijos estupendos.

lo que quiero decirte con esto, es que.. es bueno amar y extrañar a la mujer que amabas que ya no está contigo... pero aunque pienses que alguna mujer es la indicada o que la indicada se fue y te dejo… siempre puede haber otra por allí en otro lugar y en el momento menos pensado puedes terminar sin darte cuenta con 40 años de matrimonio a tus espaldas.

Y sin saberlo.. aquellas palabras eran las que necesitaba para calmarme, pensé que tenía razón… pensé que a lo mejor por allí esta mi mujer ideal o la que finalmente me toque… las cosas pasan por algo y seria muy triste que este destinado a estar solo con el pasar de los años pero a ciencia cierta no estoy seguro que esto vaya a ser así.. termine mi whisky y a las 4:40am le di la mano a ese señor.. de nombre Claudio y regrese a mi casa.

me serví otro trago y me imagine el dolor que sintió aquel hombre cuando su esposa murió, un hombre no debería enterrar nunca a la mujer que ama ni a sus hijos… me sentí bien por saber que el al final tuvo su “final feliz” y sin poder hacer nada mas.. me senté a ver la ventana y ver la ciudad y seguiré

esperando mi final feliz…


6 comentarios:

DINOBAT dijo...

Sin suerte no se puede vivir...

Michelle Durán dijo...

CUidado. Pensar mucho puede ser nocivo para la salud.

MaRu-ShA dijo...

Como lo digo siempre... no pienses de más cuando te sientas solo... (Jorge Drexler)

Muy bueno el consejo del señor a veces pensamos y nos aferramos aquella persona que ya se ha ido pero no nos imaginamos que lo que pasa es lo mejor y es por algo...

Asi que mi querido Myself... no piense de más y viva... mire que estamos viejos jajajaja (mi espiritu sigue joven)

Esencialmente dijo...

wow que intenso no? los mensajes que necesitamos nos llegan de la forma menos pensada...se trata de cerrar los cicos vividos, de ser capaces de pasar la pagina cuando una relacion se agota, de vivir lo mejor de todo lo que nos pasa y de mantenernos siempre abiertos a los nuevos caminos que nos depara la vida

Parvati dijo...

A todos en la vida nos llega nuestro momento feliz, el dia, la hora nadie la sabe y te daras cuenta de que llego cuando estes dentro de esa magia y el tiempo ya haya pasado... me encanta la forma en que escribes y nos trasladas y nos haces sentir tus vivencias, que muchas de ellas alguna vez vivimos en carne propia... un abrazo...
Parvati

David dijo...

Exelente blog