martes, mayo 10, 2011

Diferencias..

y fuimos a cenar, como cualquier otra pareja con la única diferencia que tu novio en su casa y mi novia en la suya.. éramos dos más en la norturna Caracas.. dos más…

y como siempre, te saqué la silla antes de sentarte, te abrí las puertas y te agarré una o dos veces por la cintura, para que caminaras por delante de mí.. como siempre lo hago.. como siempre lo hice..mi mano no olvida algunas cosas.. ni tu cintura tampoco..

y pedí para los dos, pero esta vez.. ordené curry y cerveza para mí, fui valiente en probar cosas nuevas y no tenía sentido el cenar ligero y para ti.. lo de siempre, alguna ensalada con jugo natural.. pedí para los dos, como era costumbre...tú ni abriste el menú.. como era de costumbre.

y nos reíamos como todos los demás, tú de mis chistes y yo de tu risa… y recordé porque no me gusta el picante y también lo hermosa que eres a la luz de las velas y una o dos veces coloqué mi mano en tu pierna, pero fue más por llamar tu atención en alguna frase que por allanar tus caminos de piel blanca..

y fuimos a esa heladería, la de costumbre… y en cualquiera de tus descuidos siempre te llené de helado tu hermosa nariz y cuidado mujer!.. jamás dejé que hicieras lo propio conmigo… y las tres o cuatro horas juntos se nos fueron tan rápido y no me di cuenta, tú tampoco.. y vaya, que rápido se hicieron las 10pm..

y todo fue como antes, las risas.. los detalles.. tus ojos y tal vez los míos.. éramos dos más en Caracas.. una noche de un Lunes, cenando y riendo… como en los viejos tiempos..

y las única diferencia fue..

que jamás nos besamos en la boca y que dormiste en tu casa y no en la mía..



2 comentarios:

BriceidaGlezJimenez dijo...

wow Myselfito, en otro tiempo le hubieras robado algo más que un beso.. mmm interesante creo que esa novia tuya te ha hecho muy suyo ¬¬ sera??

·Cínica· dijo...

Ay, cuantas vivencias.