jueves, febrero 05, 2015

sin encariñarme con ninguna..


La primera se llamó Laura Vanessa, y para ser honesto con ustedes, Laura Vanessa llegó para enseñarme como me gustarían las mujeres el resto de mi vida. Todas tienen algo de Laura Vanessa, sus ojos, su cabello, su piel, su mirada, su estilo.. Laura Vanessa idealizó mi vida con respecto a mis relaciones, ella colocó el estándar tan alto, me enseñó a amar, a querer, a que el amor a primera vista si existe y que todo pasó por algo, así sea que ese algo me haya jodido la vida muchos años… Laura Vanessa secó mis lágrimas y  mató mi inocencia, cuando ella se fue, se fue el amor infantil, sentí ese día lo que sienten seguramente esos niños ingenuos cuando se dan cuenta que Santa Claus es un tonto mito.. Laura Vanessa hoy vive en otro país desde hace 9870790 años, está casada y tiene dos hijos, el menor lleva mi nombre y miren que yo no me llamo ni Juan ni Pedro, es mi nombre..  y así es,  parece que es cierto eso de que algunas mujeres nunca olvidan a su primer amor… ni al último… Laura Vanessa no fue la primera mujer con la que tuve sexo pero si fue la primera a la que le hice el amor.

La Segunda se llamó Victoria,  y para ser honesto con ustedes, Victoria llegó a mi vida para enseñarme que cuando dos almas chocan, no se compenetran sino que se rompen. Ella me enseñó el daño que hacía su amor y el daño que puedo hacer amando… Victoria y yo tuvimos esa típica relación de ir y venir y nunca dejarlo por completo y así se nos fueron 10000 años de nuestras vidas, 1 año como pareja estable, 8697676 años dañándonos como enfermos… ¿qué pueden esperar de una mujer Sagitario y de un hombre Leo?.  Hoy Victoria todavía no se ha dado cuenta que ya no tiene 20 años, todavía no se termina de graduar porque tiene 68976876 carreras por la mitad y una lista infinita de trabajos mediocres y novios imbéciles..  yo crecí como persona, como profesional, como hombre y ella no, ella se quedó en sus 20 años.. que desperdicio de mujer, ella es una mujer muy inteligente... y no hizo nada con su vida... nada de nada y miren que ella ha tenido todas las oportunidades del mundo.

Cuando llegó Victoria, me enseñó que Laura Vanessa no era la única mujer hermosa en el planeta, ni tampoco la única que se parecía a PocahontasVictoria fue la primera mujer de mi vida que tenía tatuajes, que escuchaba Pink Floyd y que podía bailar salsa casino sin ningún problema..y también fue la primera que sabía hablar inglés… es la culpable de muchos de mis rasgos como hombre, recuerdo comenzar a usar zapatos Adidas All Star porque a ella le gustaban o aprender a cocinar porque a ella le encantaba eso de los hombres, en esa época, hice muchas cosas sólo para llamar su atención y gustarle "un poco más", pero.. un día me di cuenta que ella sólo venía a mi en busca de refugio, en busca de seguridad y luego sencillamente me dejaba y volvía a su vida tonta, con sus novios imbéciles y que lastima todo el tiempo perdido y las maldiciones y los insultos y todo el daño que nos hicimos. Muchos apostaron por nosotros, por nuestra Historia.. es cierto, hasta mi mejor amigo hoy día sigue teniendo la tonta idea de que algún día terminaremos juntos, honestamente lo dudo.. ya no es lo mismo… ya no es lo mismo. Recuerdo que siempre que me emborrachaba por ella escuchaba una canción de Bacilos, llamada “La Mexicana”.. escúchenla, creo que ese tipo y yo salimos ambos con la misma mujer, sólo que la suya era una Mexicana y la mía una Venezolana.

La tercera se llamó Carla Daniela, y para ser honesto con ustedes, Carla Daniela llegó a mi vida para enseñarme que el golpe que se siente con más fuerza es aquel que no se ve venir.. y todo cambio de blanco y negro a color cuando la vi.. Carla Daniela revivió las mariposas y todo eso que pensé que Laura Vanessa se había llevado con ella, tanto fue el vuelo que me dolió tanto la caída. Un día uno de mis jefes me dijo que puedes medir lo fuerte de un amor no por el tiempo que amaste sino por el tiempo que duró el despecho y allí Carla Daniela le ganó a todas… si, Carla Daniela pegó más duro que todas juntas, sencillamente no lo vi venir, tanto desdén no lo vi venir. Ella si que me rompió el corazón. Vaya daño hizo una mujer Géminis a mi vida… Carla Daniela era menor, 6 años menos que yo y Carla Daniela quería vivir su vida y lo de nosotros iba llegando al momento de la boda y los niños y sencillamente se asustó y me dejó… y luego su vida se volvió un misterio, me borró de todos lados pero cada tres meses quería buscar en mi su refugio a los problemas y al mundo y terminaba desnuda en mi cama, pero.. ¿cómo se le puede dar refugio a una pared de hielo?... Carla Daniela me enseñó a quererme y a valorarme y que ningún hombre se debe arrastrar por ninguna mujer, y si Carla Daniela no me quería querer como yo quería, pues a tomar por el culo y que le vaya bien… y así fue… a veces la pienso pero que le vaya bien… maldita.. 

Y cuando me dediqué a ser un Misógino y un Sibarita con corbata, cuando hice de los aeropuertos y de las motos mis únicas preocupaciones… entonces llegó Lorien con el último amor, y Lorien me enseñó cómo se ama cuando tienes 30 años, Lorien me enseñó a amar como se ama la gente grande, que básicamente es lo mismo que cuando tienes 15 años pero con más responsabilidades y todo iba perfecto, y Lorien decidió que era hora de conocer a su hijo de 4 años y para sorpresa de ella, su hijo y yo nos llevamos tan bien. Él niño creció sin padre, cuando Lorien salió embarazada, resulta que su novio era un tipo casado y los abandonó y ella es el ejemplo de lo que es una madre soltera, exitosa profesionalmente y con un hijo estupendo… y así comenzamos una nueva vida los 3… ella, su hijo y yo… pero Lorien, un día sintió miedo de que también los abandonará y me dejó… “no quiero que mi hijo te extrañé, ni quiero a otra persona en nuestras vidas que nos haga sufrir” y así ella me dejó, egoístamente me dejó…y a mis 30 años, tenía los recursos para no dejarla ir tan fácilmente como dejé ir a Laura Vanessa, así que luché por ella como se tiene que luchar por el amor, como se lucha por una mujer, y Lorien un día pasó por mi oficina, me invitó a cenar y pasamos la noche haciéndonos el amor… esa misma semana agarró un avión y se fue con trabajo en mano a otro país… lejos de mi, según ella: Myself te mereces una estupenda mujer y una hermosa familia, no una mujer rota como yo, que te haga criar el hijo de otro hombre y no te quiera dar uno propio… y así fue... que cagada todo.. pero aunque no me lo crean, por Lorien no me despeché tanto, creo que cuando la estaba comenzando a amar en el fondo sabía que aquello no iba a durar mucho.. ooh cupido, maldito cabrón.. 

Y bueno, aquí estoy tomando un trago, espero que con esto dejen de mandar correos preguntando o quejándose de por qué me acuesto con tantas mujeres… 

… sin encariñarme con ninguna..




4 comentarios:

Anónimo dijo...

Esto si que me gusto Myself!! Te felicito, muy original, autentico y con mucho sentimiento. Me gusto tambien que esta limpio sin grocerias y palabrotas, me gusto el estilo. Saludos desde Alemania!

Myself dijo...

imposible hablar mal de alguna de ellas.. todas fueron y son estupendas mujeres.

salvando nuestros dolores y nuestras discrepancias.

S. dijo...

Tu Victoria me recordó mucho a mi primer amor, una relación muy corta y dos años de daño hasta que casi no recuerdas lo bonito que fue una vez, todavía a veces se emborracha y viene a decirme que soy la mujer de su vida (o por lo menos esa noche) aunque no le haga caso.
La verdad, no te sigo ni nada, pero me ha gustado tanto como has escrito esta entrada que me voy a quedar por aquí a ver que haces.
¡Saludos!

Cyrone Satinne dijo...

no entiendo! que paso con la arquitecta? crei que ella te habia enseñado mucho? o la chica que se vino a vivir aqui, la aburrida que decidio sacar otra carrera?