jueves, agosto 05, 2010

y al otro día..

recuerdo ese día cuando la conocí y me enamore de ella.. pasamos el día juntos desde la mañana hasta la noche, ella me beso con la advertencia de “no te acostumbres..” y yo casi que antes del primer beso estaba completamente acostumbrado… nos veíamos guapos juntos, ella combinaba tanto conmigo desde su ropa y la mía hasta nuestra estatura y todo.. éramos como una foto bonita.. ese primer día me sentí tan en el cielo.. tenia novia y fue amor a primera vista y pensé que a partir de ese día todo seria nuevo y diferente pues la tenia a ella y ella me tenia a mi.. que bonito fue ese primer amor…

esa noche no dormí bien.. solo tenia ganas de llamarla y hablar con ella.. de besarla mas que todo.. pensé que a partir de mañana todo seria diferente.. pues había pasado algo sumamente importante “estaba enamorado” y pase esa noche en vela solo pensando en lo bueno de la vida, en lo guapa que era ella y en lo bien que nos veíamos juntos, en como su cuerpo encontraba la exacta proporción entre mis brazos.. como le encantaba morderme el pecho y como me mordisqueaba el labio inferior después de cada beso.. estaba enamorado y seguro todo iba a ser diferente es lo que pensaba esa noche…

.. y amaneció y luego de dormir pocas horas, me levante con demasiadas expectativas de la vida.. pensé que el cereal del desayuno tendría un sabor diferente, que el oxigeno tendría otro uso o que el sol seria de otro color.. pero no.. todo seguía igual, el mundo giraba de la misma forma, el desayuno sabia igual… me sentía exactamente igual que el día anterior, con el único cambio que ahora tenia novia.. tenia las mismas clases, las mismas metas y los mismos temores.. todo fue igual a la mañana siguiente de su llegada… nada cambio.. solo tenia novia..y el mundo era el mismo…con los mismos problemas y los mismos colores..

… pero lo que no vi venir, fue el día que me dejo..

… al día siguiente de aquello.. todo cambio.. desde mis temores y mis dudas, pasando por mis frustraciones y también cambio la manera en que veían mis inocentes ojos todo aquel mundo..y aparecieron..


sobre todos las ganas de llorar que nunca estuvieron antes..

3 comentarios:

Nada mas importa dijo...

Una de esas historias de...para siempre...

Besos!

DULCE VOZ dijo...

me gustó esta historia :)
(todas, aunqe no siempre lo digo)

un beso!

Michelle Durán dijo...

Es un verdadero asco cuando la realidad llama a la puerta recordándote que TODO sigue su ritmo natural a pesar de que TU estás montando en una nubecita multicolor...


y vaina .


Bueno. Chao .