lunes, enero 04, 2010

juguemos a la casita!

Desde que rompimos ella y yo, me hace falta esa sensación de ”juguemos a la casita”… regresar del trabajo y encontrar unas piernas tibias en la cama esperándome, la cena en el microonda y la camisa planchada para el otro día.. jugar a la casita tiene sus ventajas… mas sexo y menos esfuerzo, se ahorra mas dinero y el whisky sabe diferente.. sabe a monogamia.. igual que las noches.. jugar a la casita con amor es perfecto.. pero jugar a la casita como la he jugado yo, basada solo en deseo y en pasar el tiempo.. es como un arma de doble filo ya que en algún momento se termina todo de golpe y el jueguito se termina y aunque nunca hubo amor y cuando se acaba tampoco queda el despecho.. quedan un centenar de manías y costumbres adquiridas en aquel tiempo juntos y cuando se comienzan a extrañar.. amargan casi o tanto.. como cualquier herida del mal amor… o alguno de esos despechos desgarradores.. vaya que cada vez que he jugado a la casita me han quedado mañas que me ha costado quitarme y otras no las he podido eliminar.. lo mas triste es hacer algo de uno.. cuando antes se hacia de dos..

..he jugado a la casita unas cuatro o cinco veces en toda mi vida, esa es la ventaja de vivir solo… primero comienzan a quedarse los fines de semana, luego se quedan uno o dos días entre semana y cuando me vengo a dar cuenta están controlándome la combinación de mi camisa y corbata y dándome la lista del mercado… no me ha molestado jugar a la casita con ellas y lo disfrute mientras duro… pero lo triste de toda aquella situación es que al terminar, ellas me terminan odiando aunque muchas no me lo digan.. lo se.. tal vez le di esperanzas de darles algo que querían.. un vestido blanco o uno de mis apellidos, tal vez le seguí la corriente cuando en la cama después del sexo hablaban de los planes a futuro.. no es mi culpa el que no me pude enamorar de ellas, dios es testigo que en muchos de los casos lo intente.. pero como no puedo mandar en esas cosas, me limite a jugar a la casita..

revisando que ha sido de esas mujeres.. dos de ellas se casaron y de las otras.. creo que una o dos de ellas llevan años con sus novios.. y ella.. no se nada de su vida privada y preguntarle, creo que solo revolvería el pasado para ella tal vez creando falsas esperanzas… aunque no niego que la extraño de una manera.. diferente.. extraño la costumbre de la relación, hubiera sido perfecta si de ambos lados el amor hubiera sido correspondido.. pero de aquel pequeño error, admito que toda la culpa fue mía..

cuando juego a la casita me provoca comprar vino y alquilar películas, me gusta comer en restaurantes y regalar flores… tener detalles con esa mujer que comparte mi cama mas que un gesto es algo divertido hasta cierto punto, tanto de ver su cara de felicidad como cuando son totalmente complacientes en la cama.. una mujer feliz es una mujer sexualmente muy pero muy activa… aman el candelabro italiano cuando están de buen humor..

hoy tuve ganas de jugar a la casita.


….pero lastimosamente, no tengo con quien jugar.



5 comentarios:

LaMorocha dijo...

Este post es contagioso...

sonrisa! dijo...

ya llegara alguien con quien jegues a la casita, eso si e smuy lindo que seas detallista :D

saludos!!

Nada mas importa dijo...

Me encanto...

Me provoco. no se. algo de nostalgia mezclado con tristeza...

Eso de la casita suele comenzar como un juego, pero despues...
Cambia...
Demasiado...


Besos

SrItA. mUeGaNiTa =D dijo...

Uy Myself! entre mas te leo, mas comprendo a mi ex... y creeme que si hubieras llegado antes a mis ojos, pfff!!! creo que otra cosa seria...

APAPACHOS!!! =)

Esencialmente dijo...

dan ganas de jugar a la casita